Me encantan los pompones, me recuerdan a mi abuela y a esas bufandas extalargas que me tejía y que siempre terminaban en unos preciosos y suaves pompones. Al contrario de los que se cree los pompones son muy fáciles de hacer, como podéís ver en la imagen sólo necesitamos dos círculos de cartón. Depende del tamaño de nuestro pompón necesitaremos que el diámetro de los círculos sean más grandes o más pequeños.  Una vez tenemos preparados nuestros círculos de cartón cogeremos el ovillo de lana y le daremos varias vueltas alrededor hasta que no se vea ni un trocito de cartón. Utilizando unas tijeras cortaremos como se ve en la imagen 5 por la mitad. Ya tendremos hecho el pompón pero para que no se deshaga y antes de retirar el cartón haremos un nudo con un trocito de lana entre los dos trozos de cartón. Por último sólo tenemos que quitar el cartón y retocar pequeñas imperfecciones que nos queden en nuestro pompón.

En intenet podeís encontrar miles de decoraciones que podemos hacer con nuestros pompones.
Como ya sabéis podéis crear tantas cosas diferentes como vuestra imaginación os permita. Disfrutar de vuestros nuevos pompones que os hagan ver la vida un poquito más suave.